El corazón del Madrid no bastó por culpa de su pésima defensa

El Real Madrid dice adiós a la Copa del Rey tras perder en el Bernabéu por 3-4 ante la Real Sociedad.

0
154
Sigue a QEDINE en Facebook
Derrota del Madrid

El Real Madrid se despidió de la Copa del Rey tras perder en el Bernabéu ante la Real Sociedad. Los de Zidane fueron castigados por su mala defensa y eso les costó la eliminación. El sueño 

Brahim, la sorpresa

Zidane
 fue fiel una vez más a su política de rotaciones. En esta ocasión fue un mixto entre titulares y suplentes con la presencia sorpresa de Brahim, seguramente el menos esperado de los 11 jugadores que puso el Real Madrid desde el inicio.

Vinicius, la mejor noticia del Madrid

Lo cierto es que la primera parte nos dejó aspectos positivos y otros que no lo fueron tanto. La cara más amable volvía a ser Vinicius. De largo, el brasileño fue el mejor de los suyos. Se le veía rápido, eléctrico, con desborde (las mejores jugadores y opciones de gol llegaron de sus botas)…y más fino que meses atrás. Era el Vinicius ‘de Solari’, el que volvió a levantar al público del Bernabéu.

Odegaard no perdonaba a Areola

Sin embargo, a pesar de todo ese empuje de ‘Vini’, fue la Real Sociedad la que se fue ganando al intermedio. Y lo hizo gracias al gol del que ‘no tenía que haberlo marcado’, el tanto del cedido, el gol de Odegaard. El noruego aprovechó un rechace demasiado centrado de Areola y, desde la frontal, con la izquierda, aprovechando un ligero roce del balón en el pie de Militao, sorprendía al portero francés y le colaba el balón entre las piernas. Una concesión del Madrid y un gol en contra. Así le maltrató el fútbol a los de Zidane.



Ocasiones del Madrid sin premio

A pesar de que el gol hizo daño al equipo blanco, lo cierto es que hubo una buena reacción. Vinicius la lideraba, Ramos mandaba un cabezazo al larguero y James se encontraba con el portero visitante con una buena parada. Ocasiones hubo pero no puntería. Eso sí, aprovechando que el Madrid se volcaba y que Casemiro no estaba, a los de Zidane les pillaron en un par de contras, especialmente con Isak como protagonista, que rondaron también el gol en la portería madridista.

Gol anulado a Isak

La segunda parte comenzó con un susto bestial para el Real Madrid y dos puñaladas. Nuevamente iba a ser Odegaard, en esa posición de mediapunta que en el equipo blanco descuidaba en exceso, el que se sacaba un pase genial a la espalda de la defensa para que Isak definiera con mucha clase en disparo cruzado…que el VAR anuló por fuera de juego del sueco.

Isak, pesadilla del Real Madrid con dos golazos

A pesar de que a los blancos todavía les duraba el susto del gol anulado al rival, lo cierto es que lo que parecía haber sido un sueño se iba a transformar en pesadilla. Y es que Isak, al que por cierto, estuvo siguiendo el Real Madrid hace unos años, se le cayeron de las botas de forma prácticamente seguida dos grandes goles. Dos súper remates, el primero de medio volea y el segundo un pepinazo a la escuadra, que ponían el 0-3 en lo alto del Bernabéu y retrataban el hecho de que la defensa del Madrid sin Mendy vuelve a ser un coladero en el lateral zurdo.

Marcelo, tras innumerables fallos, anotaba

Marcelo volvía a ser uno de los peores jugadores del equipo. Lento, defendiendo mal y volviendo a descoser al equipo por su banda. El brasileño empezó a ser señalado por una parte del público. Por suerte para él, una de sus apariciones por la banda iba a terminar con un remate raso, al primer palo, que sorprendería a Remiro.

Nuevo error de Marcelo y 1-4

El Bernabéu, por momentos, llegó a pensar que a pesar del 1-3 en contra la remontada era posible. De hecho, el Madrid tuvo varios impulsos en los que la gente se animó. Sin embargo, el exponerse tanto, y con una defensa tan floja como la mostrada en la noche de este jueves, el cuadro visitante no iba a tardar mucho en aprovechar el enésimo error de Marcelo, permisivo a más no poder con Isak en la banda dejándole centrar a placer, para que Merino la empujara al fondo de la red de Areola y pusiera la puntilla.

Vinicius tirando del carro aunque no fue suficiente

El Madrid estaba herido de muerte, sin embargo, a este equipo siempre le queda el orgullo. Vinicius se encargó de tirar del carro, de empujar cuando más difícil estaba todo. De hecho, el brasileño marcaba de cabeza un gol que el VAR le anulaba por posición milimétricamente irregular. Eso sí, un minuto después, de nuevo Vinicius volvía a enganchar el balón, desequilibrar, y asistir a un compañero, en este caso a Rodrygo, para que su compatriota pusiera el 2-4 a falta de algo menos de 10 minutos.

Nacho apretó todo…aunque no hubo tiempo para forzar la prórroga

A pesar de todo, el Madrid le puso más corazón que fútbol y con eso le bastó por acular a una Real Sociedad que lo tenía ganado y acabó con el agua al cuello. De hecho, un cabezazo de Nacho en el descuento ponía al Madrid a un solo gol de forzar la prórroga. El equipo tenía cerca de tres minutos para anotar un tanto salvador, sin embargo, a pesar del empuje blanco, la Real logró aguantar y eliminar al equipo blanco que pagó cara su mala defensa. El sueño del póker se esfumó.

Ficha técnica

Real Madrid 3: Areola, Nacho, Ramos, Militao, Marcelo, Valverde (Jovic 75’), Kroos, James (Modric 46’), Brahim (Rodrygo 75’), Vinicius y Benzema

Real Sociedad 4: Remiro; Gorosabel, Aritz, Le Normand, Monreal; Zubeldia, Merino, Odegaard (Guevara 63’); Januzaj (Barrenetxea 55’), Oyarzabal (Gorosabel 95’) e Isak (Aihen 69’)

Goles: 0-1 Odegaard (22’), 0-2 Isak (54’), 0-3 Isak (56’), 1-3 (Marcelo 58’), 1-4 Merino  (68’), 2-4 Rodrygo (81’), 3-4 Nacho (93’)

Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó a Odegaard, Le Normand, Zubeldia, Militao. Expulsó a Gorosabel (95’)

Estadio: Santiago Bernabéu.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, Qedine, y nuestra cuenta de Twitter, @qedine!

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y descubre todo lo que tenemos para ti:

Y tú, ¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here