¡El Real Madrid vuelve a poner el mundo a sus pies!

Los blancos se impusieron en la final del Mundial de Clubes a Al Ain.

0
317
Sigue a QEDINE en Facebook

¡El Real Madrid vuelve a ganar el Mundial de Clubes! Los blancos no tuvieron piedad de Al Ain en la final y se impusieron por 4-1. El equipo de Solari fue mejor que su oponente y fue justo campeón del torneo, el tercero que logran los blancos de forma consecutiva. 

Con el mismo ’11’ que en semifinales

Después de vencer con cierta suficiencia al Kashima en semifinales, Solari decidió no tocar nada en lo que a su alineación hacía referencia. Puso el mismo ‘11’, el que a día de hoy le hace sentirse más seguro, ya sea por el trabajo de algunos o el estatus de otros.

A punto del 1-0…y del 0-1

El caso es que como ocurriera en el partido de semifinales, el Real Madrid tuvo una entrada al partido de lo más desordenada. Los blancos fueron pasaron en cuestión de minutos de poder hacer el 1-0 a recibir el 0-1. Primero lo intentó Llorente, con una gran zancada por la izquierda que, tras llegar a línea de fondo, terminó con un pase que iba con dirección a Lucas y que, tras encontrar la pierna de un defensa, acabó en el palo. Casi sin tiempo para el lamento, un error en el toque del propio Lucas, le iba a facilitar una rápida transición a Al Ain que, por suerte, finalizó con un balón muy escorado de Elshahat después de que Courtois le alejara de la portería con su salida (El ‘palo’ de Lucas Vázquez a la prensa antimadridista)

Error infantil de Marcelo que casi cuesta un gol

Hay algunos que piensan que Solari ha heredado parte de esa buena suerte, la tan manida ‘flor’, que tenía Zidane. El caso es el Real Madridestuvo a punto de encajar un gol tras un error mayúsculo de Marcelo, que continúa con su irregular línea de juego, que no supo aprovechar Elshahat por poco ya que, tras tumbar a Courtois, se encontró con una pierna salvadora de Sergio Ramos prácticamente sobre la línea.

Modric adelantaba al Madrid

Apenas pasaron dos minutos desde que Al Ain estuvo a punto de marcar, con esa ocasión clarísima, a que quien realmente pusiera el primer gol en su casillero fuera el equipo blanco. Iba a ser Luka Modric, tras una buena dejada de Benzema, el que marcaría desde la frontal del área, con un tiro colocado con la pierna izquierda, un tanto más que importante. Al Madrid le estaba costando dominar el partido, llevarlo a un terreno en el que no tuviera sustos, y este tanto del croata parecía perfecto para central las cosas y darle normalidad a lo que debería ser el encuentro.

Ocasiones perdonadas por Lucas y Benzema 

A partir de aquí, la primera parte se tiñó completamente de blanco. El Madrid encontraba mucho espacio por los costados. Los laterales de Al Ain eran fuentes inagotables de peligro para que los de Solari se fueran acercando cada vez más al gol. De hecho, dos jugadas casi calcadas por la derecha terminaron con el ‘uy’ del madridismo. Primero Lucas, con un golpeo de primeras que rozó el palo, y más tarde Benzema, con un remate que se marchó por encima del larguero, erraron dos acciones clarísimas que parecían más sencillas de convertir que de fallar.

Bale, de chilena, y Benzema, rozaron el segundo

Tras la reanudación, el encuentro siguió manteniendo la misma tónica. El Madrid generaba ocasiones, generalmente iniciando el peligro desde los costados. Sin embargo, la puntería volvía a alejar a los de Solari del gol. Bale, con una chilena espectacular que rozó el larguero, y Benzema, con un remate al primer toque, que también lamió el palo, se quedaron con las ganas de dejar el encuentro cercano a la sentencia.

Golazo de Marcos Llorente

El Madrid era consciente de que necesitaba un segundo gol para agarrar una tranquilidad que sólo inquietaba lo corto del marcador. En esta ocasión el fútbol iba a ser justo, no ya con los blancos, que también, sino con el gran partido de Marcos Llorente. El canterano merengue enganchó una pelota al primer toque desde fuera del área que estampó como un misil en la red de Al Ain. Premio merecido para el desgaste, el trabajo y el hambre del centrocampista.

Ramos le ponía la sentencia a la final

El Mundial ya empezaba a buscar acomodo en las vitrinas del Bernabéu. Y no lo iba a hacer sin que Sergio Ramos se cobrara su particular venganza con el público que le había estado pitando durante el partido. El capitán blanco, en su especialidad, el remate de cabeza, hacía bueno un saque de esquina en el primer palo que él remató cruzado hasta la red. En su celebración tuvo tiempo de mandar callar a los críticas, de saludar a Isco y recordar su llamada posterior a la familia. Todo en uno. Al final, Al Ain pareció  ‘maquillar’ algo un resultado que era reflejo, hasta corto, de la clara superioridad madridista que, un año más, vuelvía a poner el mundo a sus pies. De hecho, Vinicius, en el descuento, logró que Amer metiera la pierna para despejar un centro del joven brasileño y el balón acabó en la red. Fue el cierre de una noche triunfal, la que vuelve a darle al Madrid la conquista del mundo ¡CAMPEONES!

Ficha técnica

Real Madrid 3: Courtois, Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo, Llorente (Casemiro 81’), Kroos (Ceballos 70’), Modric, Lucas Vázquez (Vinicius 83’), Bale y Benzema

Al Ain 1: Eisa; Ahmad, Ahmed, Fayez, Shiotani; Yaslem, Abdulrahman (Amer 66’), Dumbia; Elshahat, Caio y Berg (Yahia 75’)

Goles: 1-0 Modric (13’), 2-0 Llorente (60’), 3-0 Ramos (79’), 3-1 Shiotani (82’), 4-1 Amer (p.p 92′)

Árbitro: Jair Marrufo. Amonestó a Ramos

Estadio: Zayed Sports City Stadium



¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, Qedine, y nuestra cuenta de Twitter, @qedine!

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y descubre todo lo que tenemos para ti:

Y tú, ¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here