El Real Madrid gana sin muchos problemas al Espanyol

  • Varane y Benzema marcaron los goles del equipo blanco que acabó con 10 por la expulsión de Mendy
  • Diego López, el mejor del Espanyol y Vinicius, de lo más destacado en el Madrid

0
66
Sigue a QEDINE en Facebook
El Real Madrid ganó al Espanyol

El Real Madrid ganó sin excesivos problemas al Espanyol en un partido malo, aburrido en el que los de blancos cumplieron con la lógica ganando a un Espanyol con más miedo a perder que con la ambición de ganar. Con este triunfo, el Madrid sigue en lo más alto de la tabla y el Espanyol, en puestos de descenso. Son las dos caras de LaLiga que se citaron en el Bernabéu.

Zidane revolucionó el once con respecto al que ganó al Alavés en Vitoria y consideró que ante el Espanyol era el momento de Vinicius y apostó por él para completar un tridente ofensivo junto con Rodrygo y Benzema. Era el ser o no ser para Vinicius que si no cumplía con lo que esperaba Zidane de él, corría el riesgo de pasarse la temporada en el banquillo o en la grada.

Vinicius sabía lo que estaba en juego y no defraudó hasta el punto que fue el jugador más peligroso del Madrid en la primera mitad. De hecho, fue el único de los de Zidane capaz de cambiar el ritmo de un partido lento, aburrido en el que los blancos dominaban pero incapaces de romper la muralla defensiva del Espanyol.

El Madrid tenía el balón, pero lo movía con excesiva lentitud y sólo pasaba algo cuando Vinicius decidía que era el momento de darle una marcha más. Así llegaron las primeras ocasiones blancas. La primera, precisamente de Vinicius que se encontró con Diego López. A partir de ahí llegaron más en los pies de Rodrygo y Benzema, pero el Madrid seguía sin marcar.

El Espanyol, por su parte, bien ordenado atrás, buscaba el robo y salir a la contra, pero sin presionar la salida de balón del Madrid, poco iba a poder hacer. Hasta que pasado el cuarto de hora, los de Machín dieron ese paso adelante y presionaron a los blancos que se vieron obligados a jugar en largo.

Los pericos comenzaron a aparecer e incluso pudieron adelantarse en el marcador, pero Courtois despejó el remate de cabeza de Granero. Justo en la acción siguiente, Diego López imitó al portero belga desviando un nuevo disparo de Vinicius. El partido se había animado en un minuto y más lo hizo con la enésima parada de Diego López a disparo de Valverde. Ahí nació el 1-0, del córner generado por el despeje del meta del Espanyol. En la segunda jugada de ese saque de esquina, Benzema le pasó el balón a Varane que marcó el 1-0 en el minuto 38.

El Madrid había roto la muralla defensiva de un Espanyol que reclamó la expulsión de Vinicius por segunda amarilla en el minuto 40, pero el colegiado Jaime Latre entendió que la falta del brasileño sobre David López fue provocada por un resbalón de Vinicius y no le enseñó la tarjeta entre protestas de los de Machín.

Fue precisamente el brasileño el que tuvo la última ocasión de la primera mitad. Contraataque iniciado por Benzema que le dio el balón a Vinicius para que se plantara ante Diego López que evitó el 2-0 con una gran parada. El Espanyol apretó en los minutos finales, pero se llegó al descanso con el Madrid ganando por la mínima.

La segunda mitad arrancó con susto para el Madrid, pero Casemiro estuvo providencial tirándose al suelo para quitarle el balón a Darder que se plantaba solo ante Courtois. Los de Machín salieron con más actitud ofensiva que en la primera mitad, pero tampoco para volverse locos y el encuentro entró en la misma dinámica que en el primer acto. El Madrid teniendo el balón, intentando romper la muralla defensiva del equipo catalán que a pesar de ir perdiendo, arriesgaba poco en ataque.

Lo que tampoco cambió en esa segunda parte fue ver a Diego López evitando goles del Madrid. El portero frustró el gol de Benzema en el minuto 53 que todo el estadio ya estaba prácticamente celebrando. Esas acciones despertaban al público que estaba asistiendo a un partido aburrido en el que Vinicius ya no aparecía como en la primera mitad. Ni él ni sus compañeros de equipo que cometían muchos errores.

El Espanyol, por su parte, seguía a lo suyo, ordenado atrás y presionando la salida de balón blanca esperando un error de los muchos que estaba teniendo el Madrid para inquietar a Courtois. Machín dio entrada a Campuzano, ex del Castilla, por Wu Lei para refrescar su ataque. Zidane también movió el banquillo dando entrada a Modric por Kroos justo después de una gran ocasión de Benzema que recibió el balón de Vinicius que volvió a aparecer en el partido en el minuto 70.

La victoria del Madrid la cerró Benzema en el minuto 79 en una jugada que nació de un saque de banda rápido a Benzema que pilló a la defensa del Espanyol dormida. El francés se la dio a Valverde que se la puso de nuevo a Benzema para que marcara el 2-0.

La felicidad no pudo ser completa para el Madrid que vio como en el minuto 83 se quedó con 10 por la segunda amarilla a Mendy. Zidane quitó a Vinicius, que se marchó ovacionado, para dar entrada a Militao y le dio minutos a Brahim que entró por Rodrygo.

El Espanyol, con uno más, tampoco presionó en exceso al Real Madrid buscando el gol que le permitiera entrar en el partido. Los de Zidane no vieron peligrar su victoria final.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, Qedine, y nuestra cuenta de Twitter, @qedine!

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y descubre todo lo que tenemos para ti:

Y tú, ¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here