Las dietas y entrenamientos de los futbolistas: así se cuidan fuera del campo

Los jugadores de fútbol son estrellas dentro del campo y también en redes sociales, donde algunos futbolistas de LaLiga Santander, como Ibai Gómez, Marcos Llorente o Raúl de Tomás, comparten sus dietas, entrenamientos diarios y sus cuidados fuera del campo

0
186
Sigue a QEDINE en Facebook

Cuidarse como forma de vida. Aunque para algunos puede ser solo una obligación, otros disfrutan realizando una correcta nutrición y un entrenamiento severo a la par que satisfactorio. Dos de los pilares fundamentales, junto con el correcto descanso, para llevar un estilo de vida sano, tal y como reconoce Ferrán Ares Santamaría, nutricionista deportivo de alto rendimiento y exnadador profesional. Es el caso de muchos futbolistas, que cada vez más, cuentan parte de sus progresos en las redes sociales. Instagram se ha convertido en un templo de culto al cuerpo que ni los deportistas de LaLiga Santander dejan escapar. Ibai Gómez, Marcos Llorente o Raúl de Tomás son tres de los nombres propios que se cuidan más allá de los terrenos de juego, convirtiéndose en ejemplo para muchos aficionados, jóvenes y mayores.

Es testigo de ello Diego Alonso Aubin, exatleta internacional absoluto, quien fuera Campeón de España de 200 metros lisos, y actual preparador físico de deportistas de élite: «son la imagen sobre la cual recaen las miradas de la población». Cuando se trata de alimentación, algo que afecta de forma significativa en el rendimiento de los futbolistas, todos quieren ser como ellos, aunque la preocupación llevada al extremo «puede acarrear trastornos que deriven en conductas muy poco saludables». También en lo que se refiere al entrenamiento, práctica que ha experimentado un crecimiento exponencial durante los últimos años, ya que se corre el riesgo de sufrir lesiones deportivas.

La gran evolución del fútbol

Mucho mayor ha sido la evolución, si cabe, en el mundo del fútbol. Un deporte en el que, como apunta Diego Alonso, existen diferentes fases de trabajo en las que es necesario atender a sus características, necesidades y objetivos, como la “mejora de fuerza, velocidad, coordinación u otros aspectos técnicos”, a los que se suman programas complementarios con los que reducir el riesgo de padecer lesiones. Además, fuera del terreno de juego también se deben trabajar de manera individualizada “aspectos físicos concretos, ya que hacerlo de manera grupal es más complejo porque cada uno tiene unas necesidades específicas”. El caso es similar si nos centramos en la alimentación, que se ha consolidado como una herramienta de mejora, siempre que se elijan una correcta distribución de macronutrientes.

Ver esta publicación en Instagram

Lo mejor esta por llegar ?

Una publicación compartida de R D T (@rauldetomas17) el

Existen ejemplos en LaLiga Santander, como Sergio Canales o Marcos Llorente, que han asegurado seguir dietas como la Macrobiótica, en el caso del futbolista del Real Betis, o la Paleolítica, en el caso del mediocentro del Real Madrid, reconociendo que son parte de su esplendor dentro del terreno de juego. Una ayuda que requiere de un tratamiento muy cuidado e individualizado, según apunta Ferrán Ares, pues implica restricciones de alimentos, como en el caso de dieta Paleolítica, en la que se eliminan ultra procesados, cereales, lácteos y legumbres con unas fuentes de consumo muy restringidas. Es importante saber cuáles «son mejores y peores y en qué momento deben introducirse para obtener ventajas». Para deportistas de alto nivel, «las dietas son muy variadas y es vital la individualización de cada futbolista».

Nutrición y entrenamiento, puntos clave

De cualquier forma, tanto el entrenamiento como la nutrición se destinan a unos fines muy específicos. Coinciden en ello Diego Alonso y Ferrán Ares, que no recomiendan copiarlo entre sus miles de seguidores. Ni siquiera entre deportistas amateur, puesto que los futbolistas de élite cuentan con requerimientos y necesidades muy diferentes. «Se debe entender la importancia de la individualización de cada pauta nutricional», apuntan. También durante los periodos vacacionales, los más complejos y para los que se conciencia al futbolista de los alimentos que mejor y peor funcionan.

Ver esta publicación en Instagram

Ya sabéis que desde hace tiempo soy un amante de la cocina, de la cocina saludable mejor dicho. Hay gente que piensa que es imposible comer bien a la vez que saludable. Es lo que me pasaba a mi hasta hace hace unos años, desconocimiento total. ?? Este postre que he hecho hoy, es sin duda, el mejor que he preparado hasta ahora… ¡Os ASEGURO que es BRUTAL!? Y lo mejor de todo es de qué está hecho, ¡no os lo vais a creer! Calabaza, dátiles, huevos, cacao puro, aceite de coco y bañado en chocolate negro 85% ? ¡BRAVO @chefbosquet por este nuevo descubrimiento! ?? ¡ESCANDALOSO! ¿Queréis receta? Pues estad atentos estos próximos días. ? #comesinremordimientos

Una publicación compartida de I B A I G Ó M E Z 1️⃣9️⃣ (@ibaigomez) el

Sesiones de bicicleta estática, entrenamientos exhaustivos prácticamente a diario y dietas hechas a medida que complementan un trabajo de gran intensidad en sus clubes. Todo ello con el objetivo de mejorar el rendimiento, evolucionar en su juego y modelar cuerpos atléticos como los que muestran Ibai Gómez, Marcos Llorente o Raúl de Tomás. Son solo algunos de los muchos futbolistas que en los últimos años, y gracias a las redes sociales, han convertido su trabajo en un ejemplo, hasta ahora desconocido, para buena parte de la sociedad.

Una ventaja, concluye Ferrán Ares, «respecto a deportistas que no lo gestionan de forma óptima. Cada vez más, son conscientes de la importancia de una buena alimentación para sacar partido a entrenamientos, recuperación y logros deportivos». Algo que, como bien apunta el nutricionista barcelonés, ocupa un papel fundamental en la actualidad, ayudando a ser cada día mejores.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, Qedine, y nuestra cuenta de Twitter, @qedine!

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y descubre todo lo que tenemos para ti:

Y tú, ¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here