El Madrid de Zidane devuelve la sonrisa al Bernabéu

Los blancos, bajo las órdenes del preparador francés, se impuso al Celta por 2-0 con goles de Isco y Bale en un partido que dominó siempre y del que pudo llevarse un marcador más amplio

0
44
Sigue a QEDINE en Facebook
Isco, celebrando el 1-0 momentáneo ante el Celta.

El nuevo Real Madrid de Zinedine Zidane se estrenó con victoria en el Santiago Bernabéu ante el Celta de Vigo (2-0) en la jornada 28 de LaLiga Santander, un partido que dominó de principio y del que la única ‘pega’ que se le puede poner es la definición. El portero celeste, Rubén Blanco, firmó una gran actuación para evitar la goleada local. Sin embargo, Isco y Bale sí acertaron para devolver la sonrisa y la ilusión al aficionado blanco en el regreso de ‘Zizou’.

El regreso del hijo prodigo al banquillo fue la gran noticia. Zidane, al que apuntaban todos los focos, se llevó todos los aplausos y las ovaciones. Su llegada se notó desde el inicio. KeylorMarcelo, Isco y Bale, la vieja guardia, al ‘11’. Le costó arrancar al Madrid. de hecho, no generó nada hasta la primera parte. Pero en la segunda los blancos se estiraron, buscando la portería con más ahínco, hasta que la encontró precisamente Isco. Ahí murieron los de Fran Escribá, hundidos en la tabla y que no hicieron nada por revertir su situación. Bale, muy participativo en ataque y generoso en defensa, hizo el segundo y remató el partido.

Partido sin nada de ritmo en un inicio. El Celta intentó llevar la iniciativa, pero sin asomarse por el área de Keylor. Además, el equipo celeste perdió a Juncá nada más comenzar el partido, a los cuatro minutos en la primera carrera. El Madrid se fue despertando, adueñándose del balón y llegando con peligro. De hecho, la primera fue para Isco, que no pudo rematar cómodo desde el área pequeña. Aunque la más clara llegó desde el otro bando. Cabezazo de MaxiGómez y paradón de Keylor. El ‘tico’ sigue ganando confianza.

No hubo más reseñable en la primera media hora. Juego espeso, plano y sin intensidad. El Madrid dormía la pelota, a la vez que adormecía también al Bernabéu. Ningún equipo generaba nada hasta que Asensio y Bale, desde las bandas, asumieron el mando en el tramo final y, desde la derecha, el balear se la puso a Benzema, que no acertó, pero llegó al galés en el segundo palo, que la estrelló en el larguero. El duelo comenzaba a animarse.

Marcelo, más fresco ofensivamente, lo intentó, pero Rubén la despejó a córner. Y a Ramos, en el mismo saque de esquina, se le marchó por poco. Los de Zidane llegaban con más peligro, pero sin ningún remate claro sobre el portero vigués. Fin a una primera parte aburrida, en la que el Madrid comenzó a desequilibrar la balanza pasada la media hora, pero le faltó precisión en los metros finales para adelantarse.

El golpe llegó en la segunda mitad

Nada tuvo que ver la primera mitad con el inicio de la segunda. Los blancos salieron más enchufados. Lo intentaron en jugadas trenzadas por el medio, por los costados con un Marcelo muy participativo, y en jugadas de estrategia. Así llegó el primero de la tarde, aunque anulado. Latigazo de Modric desde la frontal, gol, pero Martínez Munueraacudió a revisarlo y lo anuló por fuera de juego posicional de Varane. Aunque el premio del gol, esta vez válido, llegó inmediatamente después. Asensio combinó con Benzema y el francés se la puso a Isco para empujarle. Gol del malagueño y al banquillo. Ceballos ocupó su lugar para darle frescura al centro del campo.

Ahora el Madrid sí que comenzaba a crear grandes ocasiones de gol. Apenas cinco minutos después del gol, Bale pudo abrir brecha a la contra, pero Rubén, imperial abajo, lo evitó. El portero gallego, seguro todo el encuentro, volvió a aparecer ante Karim. No pudo hacerlo de nuevo ante el galés. Desde dentro del área, Bale ajustó al palo un balón de Marcelo y la pegó al palo para poner el 2-0 a falta de un cuarto de hora.

Pese a la comodidad del marcador, el Madrid, más concretamente Asensio, lo siguió intentado desde lejos, pero no encontró el premio. Tampoco hacía falta ninguno más. El Bernabéu, con el regreso de Zidane y la victoria, ya estaba feliz. Ahora los blancos, como dijo ‘Zizou’ tienen que mirar al futuro e intentar ganarlo todo. En juego, ganarse un sitio con el francés porque LaLiga, con los 9 puntos con el Barcelona, pero un partido más y a falta de 10 jornadas, está perdida.  

Ficha técnica.

2 Real Madrid. Keylor; Odriozola, Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Modric (Valverde, 76’), Isco (Ceballos, 64’); Bale, Asensio y Benzema (Mariano, 82’).

0 Celta. Rubén; Kevin, Araujo, Costas, Juncà (Hoedt, 5’); Okay (Beltrán, 75’), Lobotka; Boufal (Hjulsager, 68’), Brail, Sisto y Maxi Gómez.

Goles: 1-0, Isco (63’), 2-0 Bale (76’)

Árbitro: Martínez Munuera (C.Valenciano). Amonestó a Bale (45’)

Estadio: Santiago Bernabéu, 65.789 espectadores.


Y tú, ¿Qué opinas?