El Real Madrid derrota al PSG y se clasifica para cuartos de final de la Champions League

Los blancos se imponen en París con un partido serio en el que marcaron Cristiano y Casemiro ante un rival sin pulso competitivo

0
158
Sigue a QEDINE en Facebook

Sin sufrir ni un ápice de lo que se preveía, completando un partido muy serio y asaltando el Parque de los Príncipes, el Real Madrid ha dejado en la cuneta al todopoderoso PSG (1-2) y se ha metido en los cuartos de final de la Champions League. Con Lucas y Asensio en el once titular y Bale de nuevo en el banquillo, la faena la volvió a allanar Cristiano con otro gol, el con otro gol, el duodécimo en esta edición del torneo, y la remató Marco Verratti con una autoexpulsión infantil por protestar.

Ni antes ni después de estas dos acciones determinantes fue capaz de imponerse un PSG que ni siquiera inquietó al Madrid. Con el público entregado y el estadio convertido en una caldera, el frío arranque de los de Emery destempló y silenció a su hinchada. Los blancos, con Casemiro y Kovacic ejerciendo de centrocampistas, dieron el primer aviso con un remate de Ramos que rechazó Areola. Sin Neymar, apenas hubo rastro de Mbappé. El prodigio francés, desaparecido, apenas intervino y terminó siendo sustituido por Lass en un intento de Emery de salvar la goleada.

Más pujante fue su homólogo en el Madrid: Asensio. Entre él y Lucas gestó el Madrid su primer manotazo al Parque de los Príncipes. Un pase genuino del balear terminó con un preciso centro del canterano directo a la testa de Cristiano, que, a bocajarro, la picó ante Areola. Ni el gol espoleó al PSG, adormecido, sin dar muestras de un posible conato de reacción que quedó descartado con la expulsión de Verratti. El volante reclamó airadamente a Feliz Brych y este le enseñó el camino a los vestuarios con la segunda cartulina.

La inferioridad numérica remató una eliminatoria que no pudo alterar ni un tanto de Cavani. En el barullo de un saque de esquina, la pelota rebotó en la rodilla del uruguayo y acarició la red de Keylor Navas. De nada sirvió. Más aún cuando minutos después la fortuna se alió con Casemiro para devolver la ventaja a un Madrid que salvó el primer match-ball de la temporada.


Y tú, ¿Qué opinas?